detección de fugas de agua con ultra-sonido Toledo

Ultra-sonido: ¿En qué consiste este sistema para localizar fugas de agua?

El ultra-sonido son oscilaciones y ondas sonoras o acústicas cuya frecuencia supera los 20Khz, las cuales el oído humano no es capaz de percibir.

El uso más frecuente del ultrasonido es la detección del origen de una mancha de humedad o para encontrar tapas de registros de obras anteriores. Existen equipos muy sofisticados, con pantallas digitales y demás funciones que tienen una gran precisión a la hora de encontrar el lugar exacto donde se encuentra la fuga de agua.

Cuando la detección de la fuga la realizamos por ultrasonido, la localizamos con un equipo receptor de frecuencias que nos marca la vibración que hace la tubería cuando tiene una fuga de agua a presión, dicho agua se filtra por las paredes del suelo colindante siendo inapreciable para la vista humana y el oído. Este sistema es el más económico, pero el sistema cuenta únicamente con un 90% de efectividad.

Quién se dedica a las fugas de agua en Toledo sabe lo dificultoso de esta tarea. Por este motivo, el ultrasonido se emplea en todo tipo de cañerías metálicas o plásticas.

Con los detectores ultra-sonido de Álvaro e Hijos, la detección de fugas de agua en Toledo nos resulta más sencilla y podemos resolver las necesidades y problemas de todos nuestros clientes.

Detección de fugas de agua en Toledo por ultra-sonido

Es un método no destructivo, que permite escuchar los sonidos de baja frecuencia, que produce una fuga de agua en una cañería presurizada situada en el interior de un muro, enterrada o debajo de un piso.

Al producirse una fuga en la cañería, el agua fluye al exterior a gran velocidad, hacia el material que circunda, haciendo que el material de la cañería vibre en el punto de salida, produciendo un sonido al que llamamos estructural y puede ser captado por un equipo de detección de ultrasonidos, lo cual permite la pre-localización de la fuga.

Además, en el entorno del área de la fuga, el agua fluye al exterior de la tubería, lo que induce a una vibración en el material que la circunda, que se transmite localmente hasta la superficie del material. Este sonido que se denomina sonido de base, nos permite realizar la localización de la fuga.

Es importante conocer previamente el material del que se componen las tuberías para saber a qué frecuencia emiten. En caso de no conocerse el material del que se componen las tuberías para saber a qué frecuencia emiten. En caso de no conocerse el material, un analizador de bandas nos indica en cuál de las bandas de frecuencia existe mayor actividad de sonidos de base, efectuándose en tal banda el escaneo.

Un procesador de señal suprime los sonidos ambientales, separándolos del sonido de base constante que produce la fuga. Ambos sonidos son registrados separadamente en gráficos duales de barras.

localización fugas de agua Toledo

De este modo, el máximo sonido de base registrado corresponde a la posición de la pérdida. La utilización del método de ultra-sonido para la detección de fugas en Toledo nos permite confirmar o descartar probables pérdidas indicadas por otros métodos indirectos de detección.

¿Cómo funciona un detector de fuga de agua?

Un detector de fuga de agua es un dispositivo electrónico que tiene la capacidad de detectar fugas de agua en cañerías que no se encuentran a simple vista o está por debajo de una mampostería o revestimiento.

Dichos dispositivos basan su funcionamiento en el uso de ultrasonidos que emite el mismo aparato y recibe a través de sensores acústicos.

Los ultrasonidos emitidos por el equipo detector rebotan en la superficie a evaluar; según como los sensores de sonido detecten el rebote, se podrá evaluar la posible fuga o no de agua.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *